Buscar este blog

lunes, 9 de julio de 2012

Sin sentimientos, Helen Brooks

Sephy Vincent estaba muy contenta como secretaria del departamento de atención al cliente de Quentin Dynamic cuando le dijeron que tenía que sustituir por enfermedad a la secretaria del mismísimo señor Quentin. Teniendo en cuenta que nadie quería el puesto, la cosa no prometía ser fácil.
Conrad, el todopoderoso jefe de la empresa, y conocido rompecorazones, se había quedado impresionado por la inteligencia de Sephy y la quería con él a toda costa. Pero no sólo como su secretaria, sino también como amante. ¿O era más que eso?

Comentario:

Esta historia esta entretenida y corta que la disfruten!

No hay comentarios:

Publicar un comentario