Buscar este blog

domingo, 19 de febrero de 2012

Llévame a la luna, Alison Noël

La protagonista de hoy, Haley, no es ni mucho menos perfecta (ella misma lo reconoce), pero sabe tomarse la vida con sentido del humor, dejándose llevar en ocasiones por las circunstancias y en otras buscando el camino para que sus sueños se conviertan en realidad. Tras abrir los ojos con la infidelidad de su novio a la auxiliar de vuelo le cuesta mucho encontrar esa relación estable que anhela, y eso que candidatos no la faltan, el problema es que descubre en ellos defectos que no está dispuesta a tolerar porque ella desea estabilidad amorosa, pero no a cualquier precio.
El otro pilar de la obra lo constituye la vida laboral de Haley, que nos permite hacernos una idea de cómo se ven los vuelos, no desde el punto de vista de los pasajeros, sino desde el de los auxiliares de vuelo, colectivo al que la autora del libro perteneció durante un tiempo. No es la única inclusión de notas autobiográficas por parte de la autora ya que una parte de la novela transcurre en Grecia, país en el que Alyson Noël pasó una temporada. Con anécdotas divertidas, la rutina que a la azafata le parece monótona a nosotras nos puede resultar interesante. Como a tantas y tantas personas asalariadas a Haley su trabajo no le entusiasma, pero siente miedo ante la perspectiva de quedarse en el paro.
Además de las sucesivas parejas que Haley va teniendo a lo largo de la novela hay otros personajes secundarios que ayudan a que “Llévame a la luna” sea un libro divertido.: el amigo gay (un tanto estereotipado, pero que pese a todo funciona muy bien como secundario), la amiga experimentada y generosa que consigue sacar de más de un apuro a Haley, su madre intentado dar un nuevo rumbo a su vida y sobre todo un atractivo pasajero con el que no hace más que encontrarse a pesar suyo. Hay todo un crisol de secundarios que representan a distintos estamentos sociales y formas de vivir y que configuran un grupo variopinto que amenizan la vida de la azafata y por supuesto, también de los lectores.
Escrita con un tono ameno y divertido “Llévame a la luna” nos ofrece una lectura sin más pretensiones que divertirnos, objetivo que cumple a la perfección gracias a su trama sencilla, quizás un tanto predecible, pero bien ejecutada. Se trata de una novela recomendable para las seguidoras del chick-lit.

Comentario:

Esta historia ase mucho que estaba en mis archivos y no me llamaba asta hace unas semanas, les cuento es entretenida y muy divertida me recordó un poco a un libro de ex no recuerdo muy bien el titulo, bueno no me desvió, cumple con su meta creo al final, mmm supongo que ella tenia que pasar por todo para descubrirse eso me gusto y aun que en el libro no lo paresia creo que ella es independiente y el final muy lindo Muy buena Recomendación!

No hay comentarios:

Publicar un comentario